Mi mamá tiene hoy el pelo rojo

Mamá con el pelo rojoCuando se levantó y salió de casa, tenía el pelo café, como el mío. Todos dicen que me parezco mucho a mi mamá, pero ya no. Porque cuando regresó, tenía el pelo rojo como un tomate.

Ya no nos parecemos tanto, y me puse triste por eso. Mi mamá dice que nos parecemos en lo importante, y que sólo se pintó el pelo para cambiar. Me dice que los adultos aveces tienen que intentar cambiar, para ver como les ve con los cambios, y si les gustan. Pero no me dejó pintarme el pelo azul. Dice que los niños no pueden pintarse el pelo.

Los adultos son extraños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *