La gata tiene frío

Cuando mi gata Ronja tiene frío, quiere dormir en mis hombros. No le gusta sentirse sola, o dormir en el sofá, cuando siente tanto frío. Si no estoy cerca, se acerca a su hermano Asrael para que le de un poco de calor.

No es realmente su hermano, y no se parecen mucho, pero han vivido juntos desde que son bebes y son tan amigos que son como hermanos.

Ronja duerne en las mñanas debajo de mi almohada para que no le de frío, y en las tardes busca las ventanas donde hay rayitos de sol para dormir ahi. A veces duerme muy cerca del televisor cuando está prendido, y calientito. O se sienta en mis piernas para que la consienta.

Siempre tiene frío y aún así, no se quiere poner el saco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *