El pez que no sabe leer

Pecera En una tienda de mi barrio, venden pecesitos y peceras. Puedes comprar las plantas y las piedras para decorar la pecera, la comida para los peces, y peces de mil colores. Pero los peces se ven tristes. Miran al fondo de la pecera y no juegan entre ellos.

Creo que el problema es que se aburren mucho, están lejos de casa, lejos de sus amigos. Si puderan leer, sería mejor, porque podrían recibir cartas, leer historias, aprender sobre las personas.

Me gusta leer, y quiero enseñarle a los peces a hacerlo. Se que si leen, ya no se van a aburrir y estarán más felices.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *